Para la Posteridad

PR03_KAPU_141212_Juan Diego Rocamora Hernández

Así acaba el artículo de Ricardo Cayuela Gally, que habla de Kapuscinski como un escritor referente para el futuro.

Las aulas de 4º de periodismo han tenido una clase magistral gracias a Jose Luis González, profesor de la asignatura de producción en la Universidad Miguel Hernández (UMH). Los papeles se han intercambiado y ha irrumpido en la clase una de las mejores biógrafas del genio polaco, Ryzard Kapuscinski. Beata Nowacka es profesora en la universidad de Silesia, en Polonia.

 Imagen

 

Beata Nowacka al terminar la conferencia

Kapuscinski, según nos cuenta Nowacka, estudió historia pero no le gustaba dar clase. El quería ser testigo de los cambios radicales que estaban ocurriendo en el mundo y, sobre todo, en África. El “maestro de periodistas”, trabajó para una agencia de noticias modesta y cubrió todo el continente africano de forma independiente. Kapuscinski solía decir: “cuando todo está tranquilo, me duermo”. Así cuenta la biógrafa que el “reportero polaco” sobrevivió a 30 revoluciones, y que le gustaba ponerse a prueba.

 Imagen

 

Beata Nowacka a la derecha, junto al profesor Avilés, durante la conferencia

 Entre la gran obra del maestro polaco se encuentra El imperio que narra el derrumbe de la Unión soviética. Y también ilustra “el despotismo carcelario que fue la patria de los Soviets” (Artículo de Ricardo Cayuela). Según Nowacka, el libro se entiende como la decadencia de cualquier poder.

Otras de sus obras más logradas son Ébano que retrata las guerras civiles de África, El emperador, La guerra del fútbol, o Los cínicos no sirven para este oficio.

Para entender a Kapuscinski hay que razonar también sobre la dificultad que suponía el estar sólo. Es decir, Ryzard cubría todo el continente africano. Y también lo hizo así en Latinoamérica. Nos cuenta Nowacka que eso se debe a que el periodista trabajaba en una agencia modesta. De ahí que sufriera todo tipo de aventuras: palizas, pobreza, afrontó la lepra,  etcétera.

En cuanto a su lado más humano, Beata Nowacka recalca que a Kapuscinski se le consideraba un experto por tener respeto hacia los otros. Ryzard decía que “la amabilidad hacia los otros, construye la unidad de las personas”.

 Imagen

 

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: