El último periodista

PR03_KAPU_141212_José Gómez Juan                                                                             fe

“Cuando todo está tranquilo, me duermo”. Esta afirmación bien podría corresponder a algún loco que ha recibido palizas, ha sobrevivido a graves enfermedades, ha estado en la absoluta pobreza… Alguien que ha visto 30 revoluciones en países emergentes, hundidos o desolados, alguien que ha estado en el corazón de varias guerras y que afirmaba que su instinto le llevaba a sitios peligrosos. Cuando descubres a Ryszard Kapuściński, comienzas a percibir que el periodismo más profundo es eso, una línea muy delgada por la que se ha de caminar; entre la locura y la rigurosa información.

Ir hasta donde nadie llega, jugándote el cuello para poder ser testigo de la verdad y promoverla. Ryszard Kapuściński (1932-2007) es el más claro referente en el mundo del periodismo.

Ryszard Kapuściński fue periodista, escritor, poeta, fotógrafo e historiador

Ryszard Kapuściński fue periodista, escritor, poeta, fotógrafo e historiador

En el aula 4 de periodismo de la facultad de Elche, el pasado 21 de noviembre, Beata Nowacka, biógrafa de Kapuściński, (invitada por el profesor José Luis González) explicó de forma magistral en lengua anglosajona (traducida por otro profesor de la universidad, José Alberto Avilés) las dificultades, logros, vivencias y conclusiones de la vida del referente de la información Ryszard Kapuściński.

Beata Nowacka, biógrafa de Ryszard Kapuściński y profesora en la Universidad de Silesia (Polonia). Junto a Zygmunt Ziatek, es autora de la obra 'Kapuscinski, una biografía literaria'

Beata Nowacka, biógrafa de Ryszard Kapuściński y profesora en la Universidad de Silesia (Polonia). Junto a Zygmunt Ziatek, es autora de la obra ‘Kapuscinski, una biografía literaria’

Comenzó su carrera estudiando historia en la universidad. Le ofrecieron dar clase en Varsovia pero él lo rechazó. Era un historiador atípico porque él “prefería vivir el presente al pasado”. A finales de los 50 emergieron varias naciones en África y él no quería estudiar eso desde las bibliotecas, sino ser testigo en la propia África. Kapuściński trabajaba para una agencia polaca bastante modesta, (por eso se dedicaba a cubrir todo el continente africano) él trabajaba siempre de forma muy independiente. Viajaba por zonas donde se decía que ningún hombre blanco había vuelto con vida.

De esa experiencia surgió el libro Ébano, un reportaje de todas sus vivencias africanas.

Otra gran obra que supuso una nueva y espectacular aventura para Kapuściński es El Imperio, que narra el derrumbe de la Unión soviética. Ricardo Cayuela lo expresaba como “el despotismo carcelario que fue la patria de los Soviets”.

Otros legados literarios del gran historiador, periodista, fotógrafo y escritor:

Según el propio Kapuściński, un reportero debe empatizar con otras personas, porque en su trabajo todos los tesoros que pueda conseguir dependen de la amabilidad que tengan otras personas con él. “A diferencia de un poeta, el periodista sí necesita a otras personas para poder crear”.

¿Con un par de citas se podría conocer a un hombre? Si fuese así, ¿no merecería un hueco en nuestro tiempo para acercarnos a él? “La vida surge al penetrar la profundidad”. “Quiero ser la voz de los que no tienen voz”.

Pensar. Asimilar. Recordar.

Kapuscinski en Angola (1975)

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: