¿Es tarde para cambiar?

jorgePR07_NEWPAPER_130213_JORGEAMOROSBENEYT

LIBRO: Newpaper, cómo la revolución digital transforma la prensa

AUTOR: Albert Montagut

EDITORIAL: Deusto S.A. Ediciones (Grupo Planeta)

Nº PÁGINAS: 432

“Internet, cambio, calidad, periodismo, rentabilidad”

newspaper-casadellibro-com

Ya es tarde para cambiar. Esa frase la hemos escuchado miles de veces y en multitud de ocasiones. Hay quien la pronunciaría si enfrente tuviese a cualquier director de cualquier periódico que vive centrado en su publicación de papel. Ni es tarde para cambiar, ni es tarde para renovar. Lo que sí es cierto es que necesitamos darle un giro a nuestra futura profesión, desde el periodista hasta el director del medio, para poder hacer lo que nos apasiona.

El libro de Albert Montagut nos ofrece el punto de vista de muchos profesionales del mundo del periodismo desde que internet colapsó los métodos tradicionales. Desde su primer contacto con las nuevas tecnologías en el año 1994 cuando trabajaba en El Periódico, su relación con ellas ha estado presente en los medios donde ha ejercido su profesión.

Durante su estancia en el diario El Mundo vivió uno de los dilemas que hoy en día siguen interrogantes en muchos medios. ¿Deben ser los mismos contenidos lo que aparezcan en el papel y en nuestra edición web? Quizás la coyuntura print-online no pase por saber adecuar un formato a otro, o elegir que noticias aparecen en uno  otro. Quizá la clave esté en poder diferenciar y saber que requiere cada uno de los formatos. Y esto es lo que verdaderamente necesitan los medios digitales; saber que demanda su público, ofrecérselo y hacerlo de una manera rentable, igual que desde los inicios de la prensa se ha hecho con los formatos tradicionales.

La aparición de internet ha generado un cambio de incalculables dimensiones, superiores a los cambios de formato y la introducción del color en los diarios. Juan Luis Cebrián se hace eco de este gran tsunami digital, el cual ha cambiado la vida de los periodistas y los consumidores. Todo esto favorecido por el trasfondo de la crisis económica mundial, que ha reducido la facturación por publicidad y por ventas de ejemplares impresos. Aunque lo cierto es que esa caída de ingresos publicitarios ha generado un efecto totalmente inverso en el medio online, gracias a sus nuevas posibilidades y formatos. Internet parece ser el futuro.

La gran inmediatez y la rápida actualización de las informaciones en la red son una estacada casi mortal para el formato papel. El diario El País amaneció en sus quioscos una mañana y en su portada se vislumbraba un titular que decía que Diana de Gales había sufrido un terrible accidente en París. Cuando el primer cliente compró un ejemplar, la princesa de Gales ya había fallecido.

“Utilizadlo, es fascinante, está todo”, cuenta Álex Sàlmon sobre el día que Albert Montagut salió de su despacho y colocó el primer ordenador con acceso a internet en su redacción. La inmensidad de la red está alejando al periodismo de su esencia debido en gran medida a la facilidad de publicar información sin necesidad de contrastarla. Y ahí entra en escena el público, los clientes, los consumidores. Son ellos lo que deben demandar una información de calidad elaborada por verdaderos periodistas a través de los portales digitales. Diferenciar entre información de calidad e información bruta es una de la claves para poder introducir el periodismo de pago a través de internet. Los smartphone, las tablets, los ipads,… son herramientas ideales para consumir información a través de la red.

Miramos al inicio del artículo… Ya es tarde para cambiar. Quizá este ha sido uno de los problemas que la era digital nos ha planteado. No adelantarnos al futuro cuando aquellas primeras redacciones jugueteban con sus ediciones web es un hándicap con el que hoy convivimos. No podemos imponerle a nuestra sociedad que pague por algo que horas atrás era gratuito. Debemos seguir buscando.

Y para esa búsqueda nos debe quedar claro que la nostalgia no debe ser el tacto de papel y el olor de la tinta, debe ser la contraprestación de una información de calidad, de verdadero periodismo.

“Utilizadlo, es fascinante, está todo”

“Necesidad de diferenciar entre la información profesional y la que suben a la red los aficionados, para garantizar así el futuro delperiodismo digital”

“Twitter y Facebook, fueron determinantes para que miles de jóvenes iraníes unieran su valentía y ansias de libertad y democracia para enfrentarse al régimen de los ayatolás en 2009”

“Habrá periódicos de papel mientras haya gente que los quiera comprar, y sitios donde se puedan comprar”

“El director de El Mundo no se dejaba ver en ningún acto o tertulia sin su iPad”

Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: